Ir al contenido principal

Reunión en un departamento conocido (extracto de Par de cuentos)


 9:00pm. Llegaré un poco tarde, como de costumbre. En cierto modo no me interesa llegar temprano, tampoco creo que a ellos les importe mi retraso. En ocasiones me pregunto el por qué me empeño en seguir yendo a ese lugar; con esos tipos. Pero casi inmediatamente, los pechos de esa mujer me abofetean el rostro. Imaginarla desnuda es reencontrarme con lo salvaje, lo primitivo, las más bajas pasiones; es el regresar a los bosques, sentir miedo a las bestias salvajes, es sentirme inerme ante los que han descendido de los árboles, los descubridores del fuego; pero yo aún sigo viviendo allá arriba, entre el follaje y las ramas de los árboles que chillan y se contonean a causa del viento caprichoso. Así de primitivo me siento al verla, al ver sus caderas en las sombras contonearse, invitándome a lanzarme sobre ella y desnudarla; arrancando su blusa sin saber qué es lo que arranco. Soy un salvaje que apenas aprendió el arte de caminar erguido; mis manos recorren sus muslos, la aprieto, le dejo marcados mis dedos, quiero arrancar cada parte de su cuerpo, quiero llevarme sus muslos para besarlos y tocarlos entre las sombras; mis dedos se clavan en su entrepierna, los besos lascivos callan sus “detente”. No entiende que el hombre que ve es más irracional que el perro inane escondido detrás del sillón donde la aviento con fuerza, dejando en claro quien tiene el dominio, y ella se muestra sorprendida siguiéndome el juego primitivo: me hala de los cabellos, y me besa como nunca lo besará él y eso me basta, eso es lo que busca mi salvajismo: saciar esa hambre, esa apetencia sin muslos ni caderas, ni miradas perdidas en el éxtasis del arrebato, sino de venganza. Venganza que se diluye dentro de su sexo cada noche.

Descarga Par de cuentos:
https://hotfile.com/dl/166214581/75c55e0/Par_de_cuentos.pdf.html
Leelos en línea:
http://en.calameo.com/read/0009242513fba2d9be605
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El pensamiento mexicano del siglo XIX al XXI

El pensamiento mexicano es muy difícil de entender. Y para empezar la travesía, inicio en 1810 año en el que Miguel Hidalgo se levanta en armas en contra de los españoles. Tomando como estandarte la imagen de la Virgen de Guadalupe para atraer a mucho más gente, y al grito de “¡Cojan, hijos, que todo es suyo!”–Grito que se da en el “saqueo de haciendas y casas de gachupines” (1)-, Hidalgo da inicio a la revolución de independencia el 16 de septiembre de 1810 en Dolores. Al finalizar el movimiento independentista, culminado por Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero, el país no deja de luchar contra si mismo y contra los invasores extranjeros –Estados Unidos en 1846, Francia en 1839 y en 1862-. El siglo XIX en México es la historia de una sociedad aquejada por las guerras intestinas: luchas de raza, por igualdad pero sobre todo de carácter religioso. Época de héroes que, el mismo pueblo mexicano, creaba y adoraba; con esa misma fuerza los enterraba no sin antes zaherir y socavar su histo…

Alguna vez frente al mar

Algún cadáver