Ir al contenido principal

Reunión en un departamento conocido (extracto de Par de cuentos)


 9:00pm. Llegaré un poco tarde, como de costumbre. En cierto modo no me interesa llegar temprano, tampoco creo que a ellos les importe mi retraso. En ocasiones me pregunto el por qué me empeño en seguir yendo a ese lugar; con esos tipos. Pero casi inmediatamente, los pechos de esa mujer me abofetean el rostro. Imaginarla desnuda es reencontrarme con lo salvaje, lo primitivo, las más bajas pasiones; es el regresar a los bosques, sentir miedo a las bestias salvajes, es sentirme inerme ante los que han descendido de los árboles, los descubridores del fuego; pero yo aún sigo viviendo allá arriba, entre el follaje y las ramas de los árboles que chillan y se contonean a causa del viento caprichoso. Así de primitivo me siento al verla, al ver sus caderas en las sombras contonearse, invitándome a lanzarme sobre ella y desnudarla; arrancando su blusa sin saber qué es lo que arranco. Soy un salvaje que apenas aprendió el arte de caminar erguido; mis manos recorren sus muslos, la aprieto, le dejo marcados mis dedos, quiero arrancar cada parte de su cuerpo, quiero llevarme sus muslos para besarlos y tocarlos entre las sombras; mis dedos se clavan en su entrepierna, los besos lascivos callan sus “detente”. No entiende que el hombre que ve es más irracional que el perro inane escondido detrás del sillón donde la aviento con fuerza, dejando en claro quien tiene el dominio, y ella se muestra sorprendida siguiéndome el juego primitivo: me hala de los cabellos, y me besa como nunca lo besará él y eso me basta, eso es lo que busca mi salvajismo: saciar esa hambre, esa apetencia sin muslos ni caderas, ni miradas perdidas en el éxtasis del arrebato, sino de venganza. Venganza que se diluye dentro de su sexo cada noche.

Descarga Par de cuentos:
https://hotfile.com/dl/166214581/75c55e0/Par_de_cuentos.pdf.html
Leelos en línea:
http://en.calameo.com/read/0009242513fba2d9be605
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algún cadáver

Fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio

Foto de Casa Teodora
Quiero compartirles algunos fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio (Ediciones El Viaje. 2014).
Sobre la obra, La Jornada Jalisco dijo lo siguiente: “"El autor añadió que percibió este relato y su forma de narrarlo como potencialidad creativa, que debía resolver escribiendo las palabras de Octavio. Su proceso creativo lo relacionó con la angustia, como un presagio que le llega repentino. Octavio es un personaje que ya había aparecido en relatos escritos con anterioridad y que se presenta como “necesidad de sacar la sensación del pecho sin saber una trama”, de allí el tono poético en el que presenta la novela. La escritura es para Mireles un conjunto catártico de experiencias". 
Fragmentos:
I
“Hay un silencio, uno de esos silencios de vacío, como los que se producen inmediatamente después de la muerte, de la violenta, después de detonaciones y un cuerpo fantasma que cae del otro lado de la calle, y el silencio ese del que hablo, y no hay nada y más nada …

Alguna vez frente al mar