Ir al contenido principal

Agonía


Me marchito en tus lunas
                             
                            vida
                      
                     caricia suave
                     
                    seda de labios
                     
                    mármol tu figura
                   
                    mirada arcana;
                   
                              envuélveme en tu aliento,
                             
                                           y penetra en mi ansia por seguir viviendo.

Comentarios

  1. El amor nos hace crear bellas composiciones.
    Tan breve como intenso.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Una agonía que, afortunadamente, sale en bellísimas palabras para no quedarse enquistadas en nuestro interior... Un beso grande, Juan!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Montse, por leerlo y comentar. Abrazos.

    Diana, gracias por tu comentario. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Juan, romanticos y profundos versos casi hacen pequeño al amor, por su belleza.
    Saludos Poeta.

    ResponderEliminar
  5. Una preciosa despedida. Honras con mucho cariño a tu mascota. Lo lamento, son pérdidas muy doloras. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hermosos versos, Juan no sabia que escribias poesia.
    Ya sabes a míme gusta el metro y la rima, escribo poco en versos libres, éstos me gustarón.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Algún cadáver

Alguna vez frente al mar

Fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio

Foto de Casa Teodora
Quiero compartirles algunos fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio (Ediciones El Viaje. 2014).
Sobre la obra, La Jornada Jalisco dijo lo siguiente: “"El autor añadió que percibió este relato y su forma de narrarlo como potencialidad creativa, que debía resolver escribiendo las palabras de Octavio. Su proceso creativo lo relacionó con la angustia, como un presagio que le llega repentino. Octavio es un personaje que ya había aparecido en relatos escritos con anterioridad y que se presenta como “necesidad de sacar la sensación del pecho sin saber una trama”, de allí el tono poético en el que presenta la novela. La escritura es para Mireles un conjunto catártico de experiencias". 
Fragmentos:
I
“Hay un silencio, uno de esos silencios de vacío, como los que se producen inmediatamente después de la muerte, de la violenta, después de detonaciones y un cuerpo fantasma que cae del otro lado de la calle, y el silencio ese del que hablo, y no hay nada y más nada …