Ir al contenido principal

La noche

Hay noches donde la lógica se aparta de nosotros; causado por lo que vemos, escuchamos o sentimos. Las leyendas e historias cobran fuerza; satanás existe en las madrugadas, las brujas se prenden fuego y deambulan por los pueblos en busca de niños recién nacidos. Los sonidos que por las mañanas tienen justificación, por las noches son pasos de entes errantes que buscan compañía. Los libros oscuros se convierten en verdad absoluta: Lucifer, Belcebú, Satanás, Caligastia, no son uno solo, no son sinónimos, son ángeles caídos; prisioneros esperando su juicio final según cuentan en algunos textos. Se dice que dos de ellos siguen libres… se dice. Todo lo que negamos frente a otras personas durante el día acerca de lo sobrenatural, se convierten en verdad absoluta. En las noches las caretas caen al piso y tememos por lo que no vemos. Por la noche el mundo deja de ser material, ahora todo son esencias y energías, todo es intangible; la imaginación muta en realidades que tocan nuestra piel. Se busca a Dios aunque no se crea en él, lo encontramos en el rezo que la madre nos hizo aprendernos. Esperamos que la cruz que cuelga de la pared, sea suficiente para protegernos de lo que no creemos. Esas noches donde volvemos a ser niños indefensos en busca de la protección de la madre. Noches donde el escéptico se aferra a la razón, pero ésta corre despavorida al ver que, frente a ella, se forma entre lo negro, una figura antropomorfa, y el escéptico corre despavorido a encender la luz y entonces no duerme en toda la noche buscando a su razón que permanece oculta debajo de la cama. Es en esas noches donde creemos que, las posesiones demoniacas, ya no son producto de la histeria; ya no son causadas por la esquizofrenia o alguna patología o trastorno mental. En las madrugadas donde la luna no se atreve a salir, los demonios sí son capaces de apoderarse de los cuerpos y de nuestras almas; la psiquiatría deja de ser eficaz y la teología es la verdad: solamente esas noches donde el miedo ya respira y lleva nuestro nombre. Amén. 

Son noches que se sufren. ¿Será que esta noche te tocará a ti o a mí? No lo sé, pero espérala… siempre llega.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El pensamiento mexicano del siglo XIX al XXI

El pensamiento mexicano es muy difícil de entender. Y para empezar la travesía, inicio en 1810 año en el que Miguel Hidalgo se levanta en armas en contra de los españoles. Tomando como estandarte la imagen de la Virgen de Guadalupe para atraer a mucho más gente, y al grito de “¡Cojan, hijos, que todo es suyo!”–Grito que se da en el “saqueo de haciendas y casas de gachupines” (1)-, Hidalgo da inicio a la revolución de independencia el 16 de septiembre de 1810 en Dolores. Al finalizar el movimiento independentista, culminado por Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero, el país no deja de luchar contra si mismo y contra los invasores extranjeros –Estados Unidos en 1846, Francia en 1839 y en 1862-. El siglo XIX en México es la historia de una sociedad aquejada por las guerras intestinas: luchas de raza, por igualdad pero sobre todo de carácter religioso. Época de héroes que, el mismo pueblo mexicano, creaba y adoraba; con esa misma fuerza los enterraba no sin antes zaherir y socavar su histo…

La violencia como producto de la sociedad (ensayo leído en el encuentro)

La violencia en nuestro país es un reflejo de nosotros mismos: de todo lo que hemos dejado de hacer en conjunto por el bien y mejoramiento de nuestra sociedad. La historia de México se ha vivido en un marco de violencia desde antes de la conquista hasta nuestros días: somos un país que está aprendiendo a vivir en libertad. No debemos olvidar que somos una nación muy joven con poco más de 200 años de ser una nación independiente. No podemos esperar estar en niveles de calidad de vida comparables con naciones como lo son las llamadas de primer mundo, pues ellos son el resultado de su vasta historia, en las que ya cometieron sus propios errores y de ellos aprendieron. Ahora nos toca aprender de los nuestros. Hay que tomar en cuenta que el ejercicio y aplicación de nuestras libertades las hemos podido ejercer apenas hace muy pocos años y es por está razón que muchos no saben qué hacer con esa libertad: para ser libres hay que saber serlo.
Es palpable la violencia dantesca que estamos sufri…

Nace un nuevo sello editorial: Capítulo Siete

Amigos, les comparto con mucho gusto este nuevo proyecto editorial que me honra dirigir y que nace de la mano conjunta de los poetas y editores Cristina Arreola Márquez (encargada de la dirección editorial), Mario Islasáinz, al igual que un grupo más de profesionales.
Capítulo Siete es un proyecto que hemos estado trabajando desde hace varios meses.
La fecha de lanzamiento será en febrero de 2018 junto con nuestro sitio web, pero nuestras redes sociales estarán activas a partir de enero.
Capítulo Siete es un proyecto hermano de Revista Monolito; es decir, seguirá funcionando con normalidad pero de manera independiente al sello editorial, aunque trabajando en colaboración en lo que respecta a la difusión por parte de ambos proyectos.
Les agradezco mucho la confianza que han tenido en nuestro trabajo desde hace ya 6 años que iniciamos con la revista, y les pido la extiendan a Capítulo Siete.


Pasen la voz.
Febrero 2018.


Juan Mireles