Ir al contenido principal

Falso chamán


Devoro cada una de tus palabras como si estas se fueran a terminar, como si supiera que ya pocas te quedaban para darme. Y cuando las profecías me alcanzan y de tu boca sale solo vaho, de un bocado lo engullo y caigo junto contigo, con la pena por verte flácida y quieta; con la desesperación del que quita la vida sin quererlo. Trato de revivirte e intento con mis manos -hoja medicinal, savia por dedos-, pasarlas sobre todo tu cuerpo, como chamán en la profunda selva, regresarte a mi vida, pero no lo logro, nada pasa y me recuesto junto a ti, para sufrir la penitencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Algún cadáver

Fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio

Foto de Casa Teodora
Quiero compartirles algunos fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio (Ediciones El Viaje. 2014).
Sobre la obra, La Jornada Jalisco dijo lo siguiente: “"El autor añadió que percibió este relato y su forma de narrarlo como potencialidad creativa, que debía resolver escribiendo las palabras de Octavio. Su proceso creativo lo relacionó con la angustia, como un presagio que le llega repentino. Octavio es un personaje que ya había aparecido en relatos escritos con anterioridad y que se presenta como “necesidad de sacar la sensación del pecho sin saber una trama”, de allí el tono poético en el que presenta la novela. La escritura es para Mireles un conjunto catártico de experiencias". 
Fragmentos:
I
“Hay un silencio, uno de esos silencios de vacío, como los que se producen inmediatamente después de la muerte, de la violenta, después de detonaciones y un cuerpo fantasma que cae del otro lado de la calle, y el silencio ese del que hablo, y no hay nada y más nada …

Alguna vez frente al mar