Ir al contenido principal

El aleph encontrado en Monterroso


Monterroso le encontró a Borges ese otro (s) Aleph que “hay (o que hubo)”: la Araucana de Alonso de Ercilla. También vio esa misma “esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor”, en fray Bernardino de Sahagún, en Chamfort, en un espejo adivinatorio de Moctezuma II. Claro que Borges hubo encontrado los propios por su cuenta.
Entonces, pienso en que la capacidad para encontrar ese vínculo mágico radica en el tiempo; una vez que pierdes las ataduras del tiempo, dejas de ser parte de un momento de tiempo determinado, para ser parte de todos los tiempos. Así, y solamente si algún día encuentro el mío, podré ver todo lo que él contiene y no es otra cosa más que el infinito. Claro que hay una alta probabilidad de que no lo encuentre nunca. Entonces sí que mi muerte estará asegurada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El pensamiento mexicano del siglo XIX al XXI

El pensamiento mexicano es muy difícil de entender. Y para empezar la travesía, inicio en 1810 año en el que Miguel Hidalgo se levanta en armas en contra de los españoles. Tomando como estandarte la imagen de la Virgen de Guadalupe para atraer a mucho más gente, y al grito de “¡Cojan, hijos, que todo es suyo!”–Grito que se da en el “saqueo de haciendas y casas de gachupines” (1)-, Hidalgo da inicio a la revolución de independencia el 16 de septiembre de 1810 en Dolores. Al finalizar el movimiento independentista, culminado por Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero, el país no deja de luchar contra si mismo y contra los invasores extranjeros –Estados Unidos en 1846, Francia en 1839 y en 1862-. El siglo XIX en México es la historia de una sociedad aquejada por las guerras intestinas: luchas de raza, por igualdad pero sobre todo de carácter religioso. Época de héroes que, el mismo pueblo mexicano, creaba y adoraba; con esa misma fuerza los enterraba no sin antes zaherir y socavar su histo…

Alguna vez frente al mar

Algún cadáver