Ir al contenido principal

Especial por segundo aniversario de la revista literaria Monolito: los 4 grandes


Ya está aquí el número especial por el segundo aniversario del Monolito. En mayo de 2012 salió nuestro primer número; dos años después, seguimos comprometidos con nuestros lectores. Esta vez, a manera de homenaje, el número está dedicado a cuatro grandes de la literatura: Octavio Paz, José Revueltas, Efraín Huerta y Julio Cortázar. Poemas, cuentos, relatos, ensayos y más en relación a ellos es lo que leerás en este especial.

La galería fotográfica pretende captar un poco de la esencia de cada uno de estos autores.

Siempre buscamos tener una variedad de voces, fondos y formas, tanto en los textos presentados como en la plástica, y esta no es la excepción.

Obra en portada: Autorretrato (oleo hoja de oro-tela 50 x 40 cm) de Cristina Sandor.

Texto de apertura
Josué Solís Hernández

Textos sobre Octavio Paz
Sergio Astorga, Ricardo Esquer, Elvira Hernández Carballido, Jeremías Marquines, Dante Vázquez.

Textos sobre José Revueltas
Argentina Casanova, Tania Jasso, Diego Gutiérrez, David Soules, Sergio Astorga.

Textos sobre Efraín Huerta
Georgina Mexía-Amador, Alma Lilia Oria Cerón, José Luis Herrera Arciniega, Cristina Arreola Márquez.
Textos sobre Julio Cortázar
Gabriela Vidal, Alma Karla Sandoval, Eduardo Sangarcía, Martha Alicia González Castro.

II
Obra plástica

Cristina Sandor.
Maritza Morillas.
Xólotl Polo.
                                                                                                  
Poemas mixtos

Manuela Cesaratto, Stephan Enríquez, Araminta Solizabet Gálvez.

Galería fotográfica

Mayra Espinosa
Gracias a colaboradores y lectores por mantener vivo al Monolito.

Da clic en el siguiente enlace para ir al especial:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Algún cadáver

Alguna vez frente al mar

Fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio

Foto de Casa Teodora
Quiero compartirles algunos fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio (Ediciones El Viaje. 2014).
Sobre la obra, La Jornada Jalisco dijo lo siguiente: “"El autor añadió que percibió este relato y su forma de narrarlo como potencialidad creativa, que debía resolver escribiendo las palabras de Octavio. Su proceso creativo lo relacionó con la angustia, como un presagio que le llega repentino. Octavio es un personaje que ya había aparecido en relatos escritos con anterioridad y que se presenta como “necesidad de sacar la sensación del pecho sin saber una trama”, de allí el tono poético en el que presenta la novela. La escritura es para Mireles un conjunto catártico de experiencias". 
Fragmentos:
I
“Hay un silencio, uno de esos silencios de vacío, como los que se producen inmediatamente después de la muerte, de la violenta, después de detonaciones y un cuerpo fantasma que cae del otro lado de la calle, y el silencio ese del que hablo, y no hay nada y más nada …