Ir al contenido principal

Avance del quinto número de la revista literaria Monolito


 3/12/12

Amigos, para este próximo número les traemos en portada la obra “Deseos” de la escultora argentina Natalia Masserano; tapa que podrás ver el día de salida del número.

El quinto número de Monolito va dedicado al escritor y poeta argentino Carlos Daniel Buselli, colaborador que ahora sigue el viaje de los justos. A manera de homenaje, en nuestra columna “El dato”, podrás leer uno de sus poemas, y más adelante un microrrelato que nos hizo llegar antes de su fallecimiento.

La escritora mexicana Alba Monserrat Hernández nos ofrece su ensayo “El mundo de los ciegos”, en el que habla acerca de la individualidad, la negación, el miedo y el valor, etcétera; que con su fluida prosa y su enriquecedor fondo, logra atraparnos desde el inicio.

En esta ocasión traemos 3 relatos de gran calidad, de la pluma de Daniel de Cullá, Ornán Gómez y Ángel Gaona.

Todo esto junto con nuestras áreas de poesía, microrrelato, pintura, fotografía, columna, crónica, entrevista y más vas a encontrar en nuestro próximo número.

La variedad de estilos, fondos  y calidad, está asegurado y pensado para que lo disfrutes.

¡Espera el quinto número de tu revista literaria y de arte Monolito el próximo lunes 3 de diciembre!

Facebook:
Twitter:


Consejo editorial



Comentarios

Entradas populares de este blog

Algún cadáver

Fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio

Foto de Casa Teodora
Quiero compartirles algunos fragmentos de mi novela Yo (el otro) Octavio (Ediciones El Viaje. 2014).
Sobre la obra, La Jornada Jalisco dijo lo siguiente: “"El autor añadió que percibió este relato y su forma de narrarlo como potencialidad creativa, que debía resolver escribiendo las palabras de Octavio. Su proceso creativo lo relacionó con la angustia, como un presagio que le llega repentino. Octavio es un personaje que ya había aparecido en relatos escritos con anterioridad y que se presenta como “necesidad de sacar la sensación del pecho sin saber una trama”, de allí el tono poético en el que presenta la novela. La escritura es para Mireles un conjunto catártico de experiencias". 
Fragmentos:
I
“Hay un silencio, uno de esos silencios de vacío, como los que se producen inmediatamente después de la muerte, de la violenta, después de detonaciones y un cuerpo fantasma que cae del otro lado de la calle, y el silencio ese del que hablo, y no hay nada y más nada …

Alguna vez frente al mar